Cada vez más escuchamos en medios de comunicación, el mundo de posibilidades que se abre frente al reto de reducir la contaminación e intentar mantener nuestro estilo y calidad de vida. No es una tarea sencilla, ya que, en esta sociedad globalizada, resulta difícil adaptarse a las nuevas necesidades que surgen para preservar el planeta. Es por ello, que las instalaciones fotovoltaicas son la verdadera apuesta para conseguir ese objetivo. Pero, ¿qué son las instalaciones fotovoltaicas? En este artículo te ayudamos a comprender la importancia y las posibilidades que ofrece esta energía limpia.

En primer lugar, debes saber que la energía fotovoltaica es la transformación de la radiación solar en electricidad. Dicha transformación se da en los paneles fotovoltaicos y estos, a su vez, forman las instalaciones fotovoltaicas. Este proceso es conocido desde el siglo XIX, pero no fue hasta los años 50 del siglo pasado cuando comenzó a experimentarse de forma más acusada. Lo que inicialmente se usaba para suministrar energía a las instalaciones espaciales, ahora es toda una realidad en nuestro día a día, desde proporcionar energía a empresas, hasta suministrar de electricidad renovable a hogares.

Tipos de Instalaciones fotovoltaicas

Las instalaciones fotovoltaicas tienen una gran ventaja con respecto a otro tipo de instalaciones eléctricas y es su modularidad, es decir, dependiendo de la necesidad de energía que tengas, puedes instalar un tipo de instalación fotovoltaica u otra. Es por ello, que puedes llegar a ver, instalaciones fotovoltaicas en tejados de casas o enormes campos de paneles fotovoltaicos en grandes extensiones de terreno. Para que te hagas una idea, vamos a ver los tipos de instalaciones fotovoltaicas más comunes.

Instalaciones fotovoltaicas aisladas

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas son perfectas para utilizar en lugares donde no llega el suministro eléctrico convencional. Estos paneles fotovoltaicos, disponen de baterías que almacenan la energía sobrante, bien para la noche o bien para los días en los que no hay suficiente sol como para generar toda la energía necesaria para abastecer la casa o la empresa.

Instalaciones fotovoltaicas de conexión a red

Este tipo de instalación fotovoltaica se instala en lugares donde ya existe un suministro eléctrico convencional. En estos casos, las empresas u hogares que optan por esta alternativa limpia, suele ser para reducir el consumo de electricidad. Las placas solares reducen drásticamente el gasto energético, hasta dejarlo para solo utilizarlo en ocasiones muy concretas.

La mayor diferencia que existe entre ambas instalaciones fotovoltaicas es el almacenaje de la energía. Mientras que las instalaciones aisladas disponen de baterías para almacenar la energía sobrante, las instalaciones de conexión a red no pueden almacenarla.

Instalaciones de autoconsumo

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo son una alternativa cada vez más utilizada en complejos de viviendas y bloques de apartamentos. Son costosas de implementar, pero pueden llegar a suministrar energía limpia a todo el complejo.

¿Cuántos paneles solares necesita una vivienda?

La respuesta a esta pregunta depende de numerosos factores que, siempre será mejor que cuentes con un experto que te oriente y sepa aconsejarte en qué tipo de instalación fotovoltaica necesitas. Hay que tener en cuenta las necesidades reales, así como las condiciones medio ambientales del lugar. Debes manejar cierta información que te hará decantarte por una instalación u otra:

  • Energía anual consumida prorrateada en 12 meses
  • Radiación solar mensual
  • Rendimiento de la instalación fotovoltaica esperado.
  • Horas solares pico
  • Potencia pico

Este tipo de información es conveniente que la trate un profesional en la materia, por ello, aconsejamos que contéis con un experto para que vuestra instalación para el autoconsumo sea lo que esperáis.